Yo me declaro un amigo de las redes sociales, es innegable su provecho para promover el evangelio del reino de Dios, a la vez que te permiten interactuar con personas con las que compartes la misma fe. Pero hay una realidad palpable a la hora de usar estas herramientas y es que no siempre se hace para la gloria de Dios.

Debemos cuidarnos de algunos  pecados que pudieran estar implícitos  en el mal uso de las redes, y es por eso que decidí escribir estos 7 consejos para antes de publicar en redes sociales.

Si eres lider en tu iglesia, quizás también te interese leer este artículo de Thom S. Rainer: 7 Advertencias para líderes que usan las redes sociales. Publicado en Coalición Por el Evangelio

Piensa antes de escribir

Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira (Santiago 1:19 LBLA)

Las redes sociales no deben ser usadas para publicar todo cuanto se te ocurra.

Debemos ser cuidadosos, decir todo lo que pensamos no siempre es necesario. Es por eso importante que te tomes el tiempo frente al teclado y te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Glorifica a Dios?
  • ¿Por qué quiero publicar?
  • ¿Quién quiero que lea?
  • ¿Qué reacción espero despertar en los que leen?
  • ¿Es necesario publicarlo?

Una vez sometas tu publicación a este filtro, quizás ya estés listo para lanzarla.

No publiques cuando estés muy emocionado

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Tim 1:7

No puede haber nada mas contraproducente para nuestro testimonio, que el ser llevados por nuestras emociones. La ira, el enojo o una alegría desbordada, pueden llevarnos a publicar cosas de las cuales luego nos arrepentimos.

Cuando haces uso de una red social, debes saber que hay cosas que publicas que hacen un efecto que luego no podrás revertir. Nunca sabes cuánto alcance tienen tus palabras, así que es mejor soltar el teclado, el teléfono o cualquier aparato que tengas disponible cuando te sientas muy emocionado.

Evita palabras que se puedan mal interpretar

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Efesios 4:31

Evita usar un lenguaje ambiguo en tus publicaciones, procura ser siempre claro, el uso del sarcasmo o la sátira, puede decir mas de ti que de la persona a la que indirectamente te refieres.

Debo reconocer que un contexto apropiado el uso de este tipo de figuras en algún momento nos pueden ayudar a transmitir nuestra idea, sin embargo, procura asegurarte en tu corazón de la motivación por la cual publicas.

Evita controversias innecesarias

El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido. (Porv 17:27)

Es indudable que mientras estemos de este lado el cielo nuestras ideas y pensamientos serán contrarios a los de otras personas, sin embargo, mas allá de esta realidad, debemos ser de espíritu afable y evitar en lo posible la contienda.

En ocasiones será necesario refrenar el error o corregir el engaño (Jud 1:3), pero a menudo nos encontramos con pensamientos provenientes de una mente sumergida en la necedad; frente a tales casos es preferible guardar la prudencia y no responder al necio conforme a su necedad (Prov 26:4)

Por demás, evita que tus publicaciones susciten controversias innecesarias y poco provechosa.

 Cuida la conciencia de otros

 Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.( 1 Cor 8:9)

Decir todo lo que pensamos no siempre es un rasgo positivo de personalidad. Algunas personas se jactan diciendo – Soy una persona franca, siempre digo lo que pienso y no me importa lo que a otros les afecte –

En los creyentes no debe haber este tipo de pensamiento, antes por el contrario, nosotros debemos considerar la débil conciencia de nuestros hermanos, y aún, no tomar nuestra libertad como algo que pueda ser de tropiezo incluso a los incrédulos.

Es cierto que es muy difícil determinar el grado de conciencia de los miembros de una red social,  a fin de cuentas no se trata de una iglesia, sin embargo, si nos es posible guardar que nuestra libertad no venga a ser tropiezo en elementos esenciales de un  determinado contexto.

Evita la mentira

Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo;porque somos miembros los unos de los otros. (Efesios 4:25)

Las redes sociales son un medio muy propicio para promover una personalidad que no corresponde a la tuya en la realidad. Ten cuidado, la mentira es un pecado que tiene diversas manifestaciones.

Puede que con el afán de querer impresionar, termines publicando cosas que no corresponden con la realidad.

Evalúa también lo que compartes, en la medida de lo posible verifica las fuentes, existe mucha información falsa en las redes sociales: leyendas, mitos, historias falsas, y nosotros no podemos convertirnos en partícipes de ella.

Procura promover a Cristo

Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 1 Cor 10:31

Finalmente, debemos tener en cuenta que todo lo que hagamos como creyentes, debemos hacerlo para la gloria de Dios. Nuestra mayor preocupación no debe ser promovernos a nosotros mismos, sino promover la gloria de Cristo.

Vivimos en un mundo donde reina el egoísmo, la gente busca promoverse a sí misma a como de lugar; su trabajo, su familia, sus posesiones y todo cuanto adquieran desean exhibirlo como un trofeo al orgullo. No estoy en contra de que compartamos de alguna manera nuestras aficiones, gustos y logros con otros, sin embargo, nuestro corazón debe ser examinado acerca de la motivación por la cual hacemos todas éstas cosas.

Nuestro principal objetivo como creyentes es que hagamos un uso correcto de las redes sociales, de modo que Dios sea glorificado, y en la medida de lo posible, que su nombre sea propagado.

Si el enemigo de nuestras almas y las corrientes de este mundo, no dejan de usar las redes sociales como herramienta para promover su sistema de cosas, ¿cómo no usaremos nosotros dichas herramientas para que el nombre del Señor sea glorificado?

Recomiendo leer el libro de nuestro hermano Josué Barrios, acerca del uso de Facebook (clic para ir al libro “Cristiano Generación Facebook)

 

6 Comentarios

  1. Me ha encantado lo que escribes, precisamente hoy publiqué una queja en el Facebook (cosa que no hago) ya que como indicas, yo promuevo a Cristo o a veces escribo frases motivacionales. Pero un joven publicó tu escrito, lo leí todo y me arrepentí de lo que yo había hecho. Así que ¡muchas gracias por el apoyo! Dios te bendiga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.