El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano (Lc 18:11) ¿Cómo reconocer un corazón legalista? Esta pregunta debe...
En estos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía. (Jue 21:25)   Leer el libro de los Jueces es una de las experiencias más tristes que he tenido al leer las Escrituras. Encontrar a...
Amado, yo deseo que seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como próspera tu alma. (3a Jn 3) ¿Cual es el propósito por el cual queremos nosotros ser prosperados? ¿Y en qué medida? Toda prosperidad que...
Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. (Lc 10:41) Nuestros tiempos son cada vez más agitados. El auge comercial, el costo de vida, la tecnología y todo lo que marcha a la par del...
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Jn 15:14)   La amistad es una de las relaciones que mayor refleja la imagen de Dios en los hombres. incluso en personas no cristianas vemos cómo se entrega de...
Este artículo pertenece a una serie publicada sobre la Soberanía de Dios y la Oración por el Dr R. C Sproul. Primera parte de la serie: ¿De qué manera se relaciona la soberanía de Dios con nuestra vida diaria? Segunda parte de...
No cabe duda que la generación en que vivimos, goza de los casi imprescindibles beneficios de la tecnología. Tenemos la posibilidad de encontrar cientos de sermones cada domingo, servicios en vivo y hasta la posibilidad de conversar con hermanos reales...
Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: !!Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella), y se echó al mar. Juan 21:7   Ningún estado...
La iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos mi hijo, os saludan. (1 Ped 5:13)   La Biblia dice que a los que aman a Dios todas las cosas le ayudan para bien (Rom 8:27) y eso...
Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. (Lc 2:25) Vivimos en una época de celebridades. Las redes sociales, el...

Sigue Nuestras Redes

13,876FansMe gusta
1,895SeguidoresSeguir
608SeguidoresSeguir